Protejamos
la cuenca

el origen del agua

Cada año la sequía es más intensa en el sur de Sinaloa.

Sin árboles en la sierra, los ríos Presidio y Baluarte no tendrían agua.

Con tu ayuda podemos reforestar la sierra y así generar empleos y agua para todos.

CONVIÉRTETE hoy en

protector del agua

CONVIÉRTETE hoy en

protector
del agua

El destino de los ríos Presidio y Baluarte está en nuestras manos.

Con tu donativo, recibirás inmediatamente una preciosa imagen de “la cuenca en tus manos” para la pantalla de tu celular y así puedas mostrar a los demás tu compromiso con el futuro del agua en el sur de Sinaloa.

También recibirás nuestro boletín con información e historias desde la cuenca.

El destino de los ríos Presidio y Baluarte está en nuestras manos. ¡Es hora de tomar acción!

Con tu donativo, recibirás inmediatamente una preciosa imagen de “la cuenca en tus manos” para la pantalla de tu celular y así puedas mostrar a los demás tu compromiso con el futuro del agua en el sur de Sinaloa.

También recibirás nuestro boletín con información e historias desde la cuenca.

nuestro trabajo, sus historias

Tu donativo nos permite hacer la diferencia

Don Bernardino

Gerente del vivero forestal

El Habal, Concordia, Sinaloa

Don Bernardino nunca imaginó llegar a ser gerente de una microempresa. Mucho menos que la empresa estaría en su propio pueblo y que daría empleo a 23 mujeres y tres varones. Tampoco pensó en que tener un vivero y reforestar sería algo que le gustaría tanto hacer.  Hoy todo esto es una realidad.

En cada lluvia, un árbol conduce hasta 800 litros de agua adicionales a ríos y presas. Reforestar genera empleos y agua para todos.

leer más

Don Bernardino vive en el pequeño poblado de El Habal, Concordia, con su esposa y sus siete hijos. Tiene 49 años y estudió sólo primaria.

“Antes buscaba trabajo en otros lugares, buscaba la manera de como traer dinero a la casa, ahora que vinieron los programas y apoyos, tenemos trabajo, hubo un cambio muy grande, nos ha traído muchos beneficios”

Don Bernardino trabaja desde 2012 en el programa de reforestación de Conselva. Ha aprendido a preparar composta, recolectar semillas de árboles nativos, sembrarlas y cuidarlas. Ha aprendido a controlar las plagas con métodos naturales. Poco a poco su vivero se ha expandido hasta producir 60,000 arbolitos cada año, que vende a los ejidos que necesitan reforestar.

Gracias a estas ventas, Don Bernardino y las 26 personas que trabajan en el vivero, pueden pagar los estudios de sus hijos para que puedan tener un empleo digno.

Dona aquí desde $100 pesos mensuales para que podamos ayudar a Don Bernardino y otros ejidos a reforestar en donde más se necesita.

Doña María González

Calidad de agua

Palos Blancos, Rosario, Sinaloa

“Nosotras nos involucramos con Conselva desde un principio. Las mujeres de Palos Blancos nos unimos y aprendimos cómo usar el agua limpia, aquí nos damos cuenta si hay algún contaminante en el agua que usamos”.

La contaminación de los ríos afecta tu salud y la de las familias que viven en la sierra. Con tu donativo, las madres pueden vigilar la calidad de agua que toman tus hijos.

leer más

La vida de Doña María siempre ha transcurrido junto al río. Vive en Palos Blancos, Rosario, que se ubica en las orillas del río Pánuco. Por eso, ella al igual que todas las mujeres del pueblo, conocen muy bien cuando el agua del río o del pozo tiene un color o sabor diferente, raro. Esto les preocupaba, porque no sabían si estos cambios eran malos para la salud de sus familias o no.

Hace unos meses tuvieron la forma de saberlo. Conselva capacitó a Doña María y otras mujeres del pueblo para que realicen monitoreos periódicos del agua del pozo y del río. Gracias a estos monitoreos, hoy las mujeres de Palos Blancos y de otros tres ejidos más conocen la calidad del agua que están tomando y pueden tomar decisiones para evitar que su pozo se contamine y que sus familias se enfermen.

Dona aquí desde $100 pesos mensuales para que podamos ampliar la Red de monitoreo comunitario del agua y más mujeres puedan proteger a su familia de enfermedades

don Felipe Nery

Monitoreo de fauna

Palos Blancos, Rosario, Sinaloa

“Ahora sé que es importante mantener un orden en los animales, cuidar del jaguar y cuidar de todas las especies que hay en la cuenca”

Sin vigilancia, nuestra cuenca y su fauna están en riesgo. Con tu donativo, tendremos quien cuide de ellos.

leer más

Don Felipe tiene 58 años que han transcurrido en Palos Blancos, Rosario. Es ganadero de corazón y por ello siempre consideró a la sequía y al jaguar o “tigre”, como sus peores enemigos. Hasta hace unos años, la idea de cuidar al jaguar era poco menos que impensable.

Sin embargo, poco a poco se fue involucrando en proyectos de conservación junto con Conselva. Conoció que hay animales en peligro de extinción y que en su ejido hay 82 especies. Aprendió el impacto que se genera por el envenenamiento de pozas, el saqueo de pericos y guacamayas y la cacería furtiva tan intensa de venado. Se capacitó en el uso de binoculares, GPS, identificación de huellas y nidos y la colocación de fototrampas. Hoy don Felipe es un aliado de la conservación y junto con sus compañeros de brigada vigila la cuenca para evitar que se comen delitos ambientales.

Hoy es un protector del jaguar y está aprendiendo a manejar su ganado para evitar ataques del jaguar.

Dona aquí desde $100 pesos mensuales para que podamos tener más brigadas de vigilancia que protejan nuestra cuenca y su fauna en peligro de extinción

Diego Arreola

Brigada contra incendios

El Habal, Concordia, Sinaloa

“He aprendido tantas cosas, sobre todo el valorar lo que tenemos naturalmente, los árboles, el agua, los animales y aparte he aprendido a controlar el fuego, a colocar cámaras trampa. Ahora sé que lo que hemos hecho para el ejido es una fuente de trabajo, una fuente de vida, sino no existiera esto y la compañía de Conselva, ya nos hubiera tocado emigrar a otros lados”.

Los incendios forestales destruyen la cuenca. Prevenir los incendios genera empleos y protege el origen del agua

leer más

Diego Arreola vive en El Habal, Concordia, desde hace siete años. Diego veía como normal el que cada año se talaran y quemaran hectáreas de vegetación para preparar estos terrenos para la milpa. A veces estas quemas se salían de control y se provocaban incendios que nadie se encargaba de atender. Su preocupación más importante era llevar dinero a su casa.

Cuando llegó Conselva a El Habal, Diego era de las personas que se oponía a aceptar los proyectos de conservación que se proponían para el ejido. Poco a poco, se fue involucrando y cada vez le gustaron más. Se capacitó en construir distintas obras de conservación de suelo y agua; en el uso de binoculares, colocación de cámaras trampa y uso de GPS para el monitoreo de fauna y en la prevención de incendios forestales. Coordina la brigada de prevención de incendios y decide las acciones a realizar para evitar que un incendio arrase con su patrimonio natural.

Hoy Diego es un ejemplo de joven que está totalmente involucrado en actividades sustentables, implementando acciones de mejora agroforestal y protegiendo la cuenca, el origen del agua.

Dona aquí desde $100 pesos mensuales para que más jóvenes de la zona rural puedan tener empleos sustentables y dignos

El monte llama al agua

¡Únete a nuestra lista de correos!

Sigue nuestras aventuras en la ciudad y en el campo.
Nuestro boletín bimestral te mantendrá al tanto de noticias y eventos en los que estemos involucrados.

Trabajamos arduamente por todos los Sinaloenses y queremos compartir nuestra pasión por la conservación con ustedes.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

nuestras cuencas ESTÁN en peligro

CONVIÉRTETE en su protector

¡El manantial de la vida en el sur de Sinaloa nos necesita!

Tu pequeña contribución mensual puede ser la diferencia entre rios secos y contaminados o ríos con agua limpia y abundante.

Protege la cuenca

ORGANIZACIONES que nos respaldan