Para Conselva es prioritaria la participación de las mujeres en el buen manejo del agua y las cuencas. La salud de la cuenca se refleja en la calidad del agua que produce y que es el agua que consumen tanto las familias de la zona serrana como nosotros.

¿Quién mejor que las mujeres de la zona rural para vigilar la calidad del agua de la cuenca? Ellas son las guardianas de la salud de la familia y por ello, impulsamos la primera Red de monitoreo comunitario de la calidad del agua en el sur de Sinaloa. En esta red participan mujeres de los núcleos agrarios La Guásima y Los Ciruelos de Concordia y Palos Blancos de Rosario, todos ubicados en las márgenes del río Pánuco.    

Conselva capacitó a las integrantes de la Red en el procesamiento de muestras de agua con la metodología del Global Water Watch. Los resultados obtenidos tuvieron un enorme impacto en las comunidades: se identificaron fuentes de contaminación y fugas de agua significativas que las llevaron a organizarse para impulsar medidas de control de contaminantes y manejo del agua. El monitoreo se estará llevando a cabo cada 4 meses, siendo el próximo diciembre el segundo monitoreo hasta concluir en abril del 2020.