Articulo

¿Alcanzará para todos?

¿Tendremos suficiente agua para que Mazatlán pueda seguir creciendo a este ritmo? Definitivamente NO. Necesitamos implementar cambios muy importantes para que el agua sea suficiente para los ciudadanos y todos los sectores productivos de hoy y de mañana. 

Mazatlán crece… pero el agua ¿alcanzará para todos?

 

Doña María se levanta todos los días entre 2 y 3 de la mañana a recolectar agua en una serie de botes que tiene en su patio. Con suerte, podrá juntar agua  suficiente para lavar toda la ropa que tiene acumulada. El agua jabonosa de la lavadora es valiosísima y por eso no la desperdicia: la usa en regar sus plantas o en el sanitario. Para bañarse, doña María sólo tiene media cubeta. 

 

Parecería que esto ocurre en algún lugar lejano, pero está ocurriendo a solo 35 minutos de Mazatlán, en la zona rural. Los pozos con los que se abastece a la población están secos y la poca agua que se logra reunir después de varias horas solo es suficiente para abastecer a una parte de la población, los demás deben esperar. 

 

Esta dura realidad es un reflejo de la sequía extrema en la que estábamos hace menos de un mes. Estamos con una severa CRISIS DE AGUA. Aunque ahorita está lloviendo y parecería que el problema ya está resuelto, en realidad es un alivio temporal. El acuífero del río Presidio, del cual dependen las comunidades rurales del municipio de Mazatlán, tiene un grave déficit de agua: en tan solo cinco años, pasamos de administrar la abundancia (teníamos 17.6 millones de m3 disponibles) a padecer la pobreza (hoy tenemos un déficit de -14.6 millones de m3), una reducción de 182%. Una temporada de lluvias no es suficiente para abastecer un acuífero sobreexplotado. 

 

En cuanto al agua superficial que tenemos almacenada en la presa Picachos, solo es eso, agua almacenada que viene del Río Presidio, sin embargo la disponibilidad de agua del río Presidio se ha reducido 56% en los últimos 10 años.  Esta reducción será cada vez mayor, porque la escasez de lluvias es una de las consecuencias que no está dejando el cambio climático. Los modelos científicos más acertados plantean que en esta región se tendrá un incremento en la temperatura media anual de 1.4°C a 4.1°C; en tanto que la reducción en la lluvia será de -13.1% a -20.7% en el período 2020 al 2080. Es decir, cada vez lloverá menos y por lo tanto se reducirá el agua que aportan los ríos Presidio y Baluarte a las presas Picachos y Santa María, y por si fuera poco, el incremento en temperatura hará que se evapore más rápido el agua almacenada en las presas. En síntesis: nos espera un futuro con poca agua. 

 

En este escenario de poca agua, cada día vemos que se construyen más y más torres de departamentos, condominios, hoteles. Los fines de semana las playas están abarrotadas de turistas. Sin duda, Mazatlán vive una muy importante expansión tanto turística e inmobiliaria. Hoy somos 502,000 habitantes en Mazatlán y recibimos 3,288,593 turistas tan sólo en 2019, es decir que recibimos 6.5 veces más turistas que habitantes. Todos, ciudadanos y turistas  demandan agua. 

 

El crecimiento turístico del Sur de Sinaloa no considera el abasto de agua para la población y visitantes.

Pero ¿cuánta agua necesitamos? Los ciudadanos gastamos en promedio 229.54 litros de agua al día por habitante, hoteles y casas vacacionales consumen en promedio 394 litros por noche de estancia. El tipo de hotel y sus instalaciones también tienen un impacto en el consumo de agua: un hotel de cinco estrellas consume 594 litros por noche por pernocta en comparación con un hotel promedio debido a las amenidades como albercas. El promedio global de consumo de agua por turistas en ciudades vacacionales es de 600 litros al día, es  decir, un turista gasta 2.6 veces más agua que un ciudadano. 

 

¿Tendremos suficiente agua para seguir creciendo a este ritmo? Definitivamente NO. Necesitamos implementar cambios muy importantes para que el agua sea suficiente para los ciudadanos y todos los sectores productivos de hoy y de mañana. 

 

El agua,que tenemos, tanto superficial como subterránea, es de todos, pero no todos tenemos acceso a ella por igual ni la usamos de la misma manera. Hay sectores económicos que demandan mucha más agua que otros, otros que la derrochan y otros que la contaminan. Lo mismo ocurre con los ciudadanos: hay quienes todavía usan la manguera para “barrer” su patio, quienes tiran al drenaje el aceite de la cocina y quienes tienen fugas de agua sin reparar. Es momento de cambiar. 

 

Todos, ciudadanos, empresas y gobierno, podemos y debemos cambiar. Necesitamos construir juntos una agenda integral por el agua, que asegure la disponibilidad y calidad del agua que necesitamos hoy y nuestros hijos. 

Si tú quieres dejar de ser parte del problema y formar parte de la solución, infórmate y ¡síguenos en redes!

Síguenos en redes sociales y entérate de todas nuestras actividades.

Facebook: Conselva Costas y Comunidades, A.C.

Instagram: @conselva.ac

Twitter: @conselvaorg


Leer más