Cuencas y Ciudades

El dilema del agua: demanda vs oferta

En Sinaloa de cada 1,000 litros de agua que se producen, sólo se cobran 406 litros. Esto representa un gran reto para los organismos operadores que enfrentan una creciente demanda con pocos recursos para solventar los costos de producción.

En Sinaloa de cada 1,000 litros que se producen, sólo se facturan 517 litros (52%) y de ellos se cobran únicamente 406 litros (41%), aseguró el C.P. Juan Carlos Ruiz Zañudo, jefe del departamento de estadística de CEAPAS, durante su participación en el Foro Retos de la Seguridad Hídrica Urbana: Caso Mazatlán, organizado por Jumapam y Conselva, Costas y Comunidades A.C.

Por lo tanto existe un 48% de agua no facturada o contabilizada, de la cual el 81% corresponde a pérdidas físicas por fugas, mientras que 19% a tomas clandestinas. Esta variación entre los costos de producción y  de facturación indica uno de los principales retos para los organismos operadores de agua, pues el exceso de producción de agua por fugas y usuarios clandestinos genera altos costos.

De igual manera, se cuenta sólo con una cobertura del 75.3% de servicio medido (tomas con medidor). Esto significa que el 24.7% de los usuarios no cuentan con medidor; si a esto le sumas que de los medidores instalados un 25%  no funcionan adecuadamente debido a que ya cumplieron con su vida útil, se obtiene que casi un 50% de la población paga cuotas fijas de agua, lo cual propicia un uso irresponsable pues al no pagar por un consumo medido no controlan su gasto.

C.P. Juan Carlos Ruiz Zañudo, jefe del departamento de estadística de CEAPAS, durante su charla "Las OOAPAS y las leyes: Marco legal para el fortalecimiento de organismos de agua potable", impartida en el Foro Retos de la Seguridad Hídrica Urbana: Caso Mazatlán.

Por otro lado, en Mazatlán la entrega de servicio de agua es de 1,416 l/s, siendo la demanda doméstica la que consume la mayor parte con 1,162 l/s, seguido de la demanda hotelera es de 182 l/s. De acuerdo con el Ing. Raúl Almeida Jara, en su charla “¿Alcanzará el agua para todos?: Panorama delSector Agua Potable y Saneamiento en México”, se calcula que para el 2040 se estarán consumiendo aproximadamente 270 l adicionales.

Actualmente tras los eventos Nora y Pamela, la potabilizadora Los Horcones produce 2,100 l/s y la Miravalles 500 l/s, sumando2,600 l/s en total, sin embargo en la red se pierden 1,183.9 l/s; es decir que existe una deficiencia física del 54.5%, y por lo tanto, sólo contamos con 916.1 l/s para cubrir las necesidades de la población.

Participación del Ing. Raúl Almeida en el Foro Retos de la Seguridad Hídrica Urbana: Caso Mazatlán.

Según Almeida, los principales retos que este tipo afectaciones consecuencia del cambio climático representan son: la necesidad de generar alrededor de 510 l/s adicionales, incrementarla infraestructura de saneamiento en unos 600 l/s para continuar con la cobertura actual, mejorar la eficiencia energética y aplicar manejo de sistemas de bombeo de agua pluviales y exclusas para bloqueo de marea para proteger a la población de posibles inundaciones.

Para lidiar con esta problemática en un contexto de exceso de demanda del recurso hídrico ante un bajo cobro, los expertos sugieren, en primera instancia el mejoramiento de la eficiencia física de la red a través de un programa de recuperación que permita llegar al 80% de eficiencia, lo cual ayudaría a conservar 663.9 l/s más para los usuarios.  Así como,  la depuración del padrón de usuarios, recuperación de la cartera vencida, el mejoramiento de controles internos, comerciales, administrativos y técnicos, la implementación programas de capacitación al personal operativo y administrativo, y el cobro de consumo de acuerdo con el volumen utilizado, desapareciendo así las cuotas fijas.

Leer más