Hacer de la ganadería una actividad próspera y sustentable depende de aplicar acciones de manejo que aseguren suelo de calidad y agua suficiente, eso es lo que llevamos a cabo dentro de la campaña “Agua y suelo para una ganadería sustentable”, en la cual impulsamos las escuelas vivas para el sector. 

Esta campaña tiene como objetivo sumar esfuerzos entre las asociaciones ganaderas de los cuatro municipios del sur de Sinaloa y así implementar mejores prácticas para el ganado por medio de estas escuelas. 

La promoción de las buenas prácticas se hizo presente durante la Feria Ganadera de Mazatlán, que se llevó a cabo del 23 de mayo al 2 de junio, ahí conocimos a varios ganaderos interesados en formar parte de las actividades de capacitación. 

En cuatro años esta campaña ha impactado en aproximadamente 325 hectáreas de pastizales y agostaderos entre Rosario y Concordia, logrando capacitar a 190 ganaderos, promoviendo la sustentabilidad de las actividades económicas basadas en el buen manejo de los recursos naturales.